teatro y “etnopornografía”

La revolución sexual es algo de lo que se hablaba en 1968. Yo soy de una generación en la que muy pocas veces eso sale en la agenda. Quiero decir, una revolución sexual se trata de decir tanto sí, somo no. Pienso que hoy el acento está en decir no”.

por Lars Ring, Dagens Nyheter – 7 de abril 2008

 

El Teatro “Tribunalen” (de Estocolmo) hace un innovativo teatro de crítica social. La nueva puesta en escena se llama “Etnopornografía” (“Etnoporr”), escrita por America Vera-Zavala. Ella le llama, un monólogo sobre hímenes y terroristas.

Es el monólogo sobre Aisha, quien quiere muchas cosas y peléa por todas partes. “Etnoporr” es una denuncia a los medios de comunicación y a los políticos. Tambien es una crítica al modelo de identidad de los suburbios, sobretodo a la imagen masculina de las mujeres, indiferentemente de la cultura:

“En el suburbio no pasa ni un día sin que algún equipo de televisión esté allí buscando lanzapiedras, terroristas suicidas, incendiarios de escuelas, “klottare”, jóvenes con tendencias a las protestas, dealers de drogas, niñas con velo, escuelas religiosas. Estamos cansados de la pornografía étnica. Si quieren hacer etnopornografía, váyanse a otro lugar. Nosotros somos suecos y normales, y queremos ser de la cultura sueca. Vemos “Idol” y comemos kebab igual que todo el mundo. Odio la cultura de la diversidad.”

Aisha postula al concurso televisivo “Idol”, con la meta de ganar. Vive en Skärholmen (suburbio de Estocolmo) y trabaja de cajera en el Willys, en Kungens kurva. Sus padres son del Líbano, una familia tolerante. Aisha está conciente de la construcción del Otro en los medios de comunicación, y en “Idol” juega, y se pregunta cómo responder a esa imagen, nos cuenta America Vera-Zavala:

– Una se pregunta sobre la necesidad de colocar un timbre sobre los problemas sociales. Qué sucedería si termináramos de usar palabras como “suburbio con predominio inmigrante”? Claro que existen problemas sociales que tienen características étnicas, pero muchas se tratan de clase, y de una manera anticuada de ver a las mujeres. He puesto mucho esfuerzo en que el lenguaje de Aisha sea auténtico, no intelectual; ella es muy directa, no ánda con cosas, no úsa metáforas, el lenguaje es un fuerte marcador de clase.

Sheraye Esfandyari hace el papel de Aisha, mientras que la directora es Mellika Melani.

Aisha quiere ganar el concurso de “Idol” pero también quiere hacer una revolución política y sexual en el suburbio. La pregunta es si tendrá algún chance de lograr las dos cosas a la vez.

– La revolución sexual es algo de o que se hablaba en 1968. Yo soy de una generación en la que muy pocas veces eso sale en la agenda. Quiero decir, una revolución sexual se trata de decir tanto sí, somo no. Pienso que hoy el acento está en decir no. A través de la religión hemos tenido un retroceso, en Suecia hoy en día se hacen operaciones para reconstruir el himen.

Despues de muchos años como activista (America fundó el movimiento Attac, para trabajar en contra de la injusticia global), los últimos años se ha hadado cuenta de lo que quiere “ser”.

– Mi primera obra de teatro, “Concha tu madre”, que se trata de los trabajadores ilegales, la escribí hace un año y medio, y tuvo buena acogida. Despues de escribirla y estar en todo el proceso de creación, realmente creo que me he decidió por hacerme dramaturga.

Måas sobre America Vera, aquí (click)

La noticia en sueco: click aquí

Teater Tribunalen
Regisör: Mellika Melani

Text: America Vera-Zavala
Scenbild: Sören Brunes
Kostym: Ulrika van Gelder
Medv: Sheraye Esfandyari, Frida Röhl, Astrid Kakuli, Asena Tegmen, Sabina Nader Hormuz


 
%d bloggers like this: