testimonios

chile_canada2.jpg

Litzy Baeza Kallens:

“VOCES DEL EXILIO. Testimonios orales del exilio chileno en Edmonton, Canadá”.

Litzy Baeza llegó a Canadá a los 9 meses de edad y vivió en ese país toda su infancia y juventud. Éste estudio está hecho en la Universidad de Chile.

Puedes ver el texto de la tésis completo aquí

 

 

A través de este proyecto se ha visto que la comunidad chilena-canadiense pudo formar un grupo étnico cohesivo en los años subsiguientes a su salida de Chile y resguardar su identidad nacional, que incluía una herencia política y social. Sus instituciones y organizaciones en Edmonton, Alberta, fueron capaces de durar muchos años resguardando una tradición y cultura común. Así, la comunidad chilena fue el primer grupo en esta ciudad que estimuló una herencia latinoamericana en la sociedad canadiense, como también en las futuras generaciones de chilenos, y que demostró un fuerte grado de cohesión étnica y una identidad única. Por otro lado, el concepto del exilio juega un papel importante en la vida de los exiliado/as.

A través de este proceso, ellos viven una crisis de identidad y un desarraigo cultural inmenso. Tratan de reconstruir sus vidas uniéndose a lo perdido y al símbolo de lo que vivieron en Chile. Sus metas políticas y sociales son interrumpidas drásticamente y no logran recuperarlas en su país de acogida. También, encuentran que la inserción en la sociedad huésped es difícil y traumática. Pero, a través de lazos con otros chilenos quienes viven la misma situación de exilio, pueden recuperar en cierta forma lo perdido. Forman comunidades e instituciones potentes que los representan. Solidarizan con el pueblo chileno y aquellos en otros países de acogida. Simbolizan en ellos (las organizaciones) sus metas políticas y sociales resguardando sus identidades.

De aquí que la diáspora chilena, de exiliados, que finalmente se funde en una expresión sociológica, la agrupación étnica chilena-canadiense en Edmonton, manifiesta con su existencia una forma de organización social. Esta se integra con la presencia de un afluente societario, exiliado/as, un conjunto de personas que han vivido la expulsión, física y social, el desarraigo de su país de origen y el traslado hacía uno nuevo, desconocido. Esto hace que estos actores agreguen a ciertos rasgos físicos comunes y a una tradición cultural común, el desarrollo de una personalidad sociocultural marcada por su dolorosa experiencia en Chile y la confianza en la construcción de una vida digna en Canadá. La gestación de esta nueva vida de los chilenos en la ciudad de Edmonton de la provincia de Alberta constituye el material psicosociocultural que permite comprender, desde la percepción de los actores, las actitudes y conductas, dentro de un proceso de adaptación, que se inicia con el desarraigo. Es decir, con la pérdida de la significación del pasado y de la tradición, de sus creencias, de sus prácticas, de su lengua materna, de sus proyectos y su medio ambiental y personal.


 
%d bloggers like this: